Español Inglés Francés Alemán

  • foto anocheciendo
  • UNIVERSIDAD Y COLEGIATA CAMINO DE NUBES 1600X550X300
  • INTERIOR COLEGIATA GRANDE 1600X550X300

Patrimonio Natural

#Turismo

Los extensos y ricos parajes naturales que posee Osuna forman parte al igual que su vasto patrimonio cultural, de la personalidad y el atractivo de la localidad, situada en plena Campiña Sevillana. Desde la colina triangular donde se erige se pueden contemplar sus olivares y tierras serranas, en las que se disfruta de unas suaves temperaturas todo el año. Pero si hay algo que confiera peculiaridad a esta población de pasado señorial son sus espacios y bienes protegidos, que abarcan una gran parte de su territorio.

El municipio de Osuna es un territorio amplio, ya que cuenta con 387,8 km. de vías pecuarias habilitadas para uso público. Esto hace que podamos ofertar una amplia gama de senderos y caminos, que a su vez dan respuesta a los visitantes y a la recuperación de lugares históricos para los ciudadanos y ciudadanas del municipio.

De esta forma se han diseñado once senderos:

 

TIPOLOGÍA DEL SENDERO

 

DENOMINACIÓN

 

TIEMPO

 

DISTANCIA

SL-A 159

GOMERA

50 minutos

2,8 km

SL-A 161

NECRÓPOLIS

1h, 40 minutos

6 km

SL-A 160

RÍO CORBONES

1h, 45 minutos

6,2 km

SL-A 158

LAGUNAS DE OSUNA

2h, 24 minutos

8,4 km

SL-A 226

GOMERA-SIERRA DE PÉREZ

2h, 30 minutos

8,7 km

SL-A 227

PUERTO DE LA ENCINA- CALDERONA

1h, 30 minutos

5,2 km

PR-A 379

CALDERONA

3h, 55 minutos

13,8 km

PR- A380

ÍPORA-LOS NARANJOS

6h

21 km

PR- A 398

LAS VIÑAS

3h, 30 minutos

8,4 km

PR- A 399

CAMINO DEL BARRANCO

4h

13,3 km

PR-A 402

ARROYO DE "EL SALINOSO"

3h, 20 minutos

11,7 km

 

Senderos

Este espacio constituye un bello exponente del Subbético Medio, conformando un paisaje abrupto y muy movido sobre el que los arroyos y ríos han excavado su curso. Pero la importancia de este accidentado paraje se encuentra, sin duda, en su riqueza botánica y faunística, en un buen estado de conservación.

Ver detalles

Siguiendo por la Cañada Real Marchena-Estepa nos encontramos en el Teatro Romano de Osuna, uno de los pocos que se conservan en España. En esta misma cañada, un poco más adelante, en lo que se conoce como ”Las Cuevas” aparece la antigua necrópolis de época romana. Así mismo, el foro romano de la antigua Urso forma parte de un gran tramo de esta cañada, concretamente en la zona localmente denominada como “La Pileta”.

Ver detalles

Especial interés posee para los amantes de los deportes náuticos el impresionante Pantano del Río Corbones, uno de los pocos pantanos navegables de la provincia de Sevilla. Además de disfrutar de un día de contacto con la naturaleza, admirando la rica fauna y flora de este paraje natural, los visitantes podrán relajarse y descansar a orillas de este pantano, que posee la capacidad de 74 hectómetros cúbicos, probando suerte con su caña de pescar, a la espera de que algún barbo, carpa o black bass muerda su anzuelo.

Ver detalles

Con luz propia brilla uno de los espacios protegidos de mayor riqueza del municipio, el Área Endorreica. Sus bellas y pocas profundas lagunas reciben cada año la visita de diferentes especies de aves que descansan en Osuna de su ruta migratoria. Flamencos, ánsares, garzas reales y el casi extinguido pato malvasía encuentran entre juncos, cañizos y eneas su paraíso.

Ver detalles

Este espacio constituye un bello exponente del Subbético medio, conformando un paisaje abrupto y muy movido sobre el que los arroyos y ríos han excavado su curso. Pero la importancia de este accidentado paraje se encuentra, sin duda, en su riqueza botánica y faunística, en buen estado de conservación. Se utilizará el camino público existente que une ambos cortijos.

Penetramos en uno de los territorios más solitarios del término municipal de Osuna, atravesando por los parajes de la Retama, Rancho Tusset, La Mesada alcanzaremos el majestuoso pinar y dehesa de la Calderona que nos conducirá tras cruzar el arroyo del Término a la Vereda de la Puebla de Cazalla utilizando así las rutas de los antiguos arrieros en las cercanías del Puerto de la Encina.

Espectacular en su recorrido entre campos de olivos y cereales, al igual que su magnífico paisaje ribereño, donde predomina el taraje. Nos encontramos ante una tierra bañada por los arroyos locales el Peinado y el Salado. Al tiempo que disfrutamos de la ruta, podemos observar magníficas muestras de nuestra arquitectura rural.

Ver detalles

Los reptiles y rapaces en serio peligro de extinción encuentran su refugio en el paraje natural limitado por el río Blanco y el arroyo Salinoso, que posee unas formas muy características, fruto de los procesos erosivos, y en el que se dan cita los espectaculares “bosques galería”. Dentro del curso del río destaca el lugar conocido como la “planada del río”, donde se puede encontrar un meandro en periodo de formación. Zorros, gavilanes, ruiseñores o gallinetas lo han escogido como su hábitat.

Ver detalles

Se trata de un espectacular recorrido que comienza entre campos de olivos y cereales, comenzando a divisar a continuación restos de antiguas dehesas; todo esto mientras disfrutamos de una panorámica inigualable desde el dorsal que constituyen las cumbres del paraje de las Viñas y nos deleitamos con excelentes muestra de nuestra arquitectura rural.

Espectacular su recorrido que comienza entre campos de olivos y cereales, y vamos subiendo empezando a contemplar restos de antiguas dehesas y algunos bosques de galerías que se han mantenido intactos al paso del tiempo. Al mismo tiempo disfrutaremos de una ruta con un gran valor etnográfico viendo las terrazas y edificaciones de las antiguas viñas que constituyeron un importante núcleo de población.

Los reptiles y rapaces en serio peligro de extinción encuentran su refugio en el paraje natural limitado por el río Blanco y el arroyo Salinoso, que posee unas formas muy características, fruto de los procesos erosivos, y en el que se dan cita espectaculares “bosques galería”. Dentro del curso del río destaca el lugar conocido como la “planada del río”, donde se pueden contemplar un meandro en periodo de formación. Zorros, gavilanes, ruiseñores o gallinetas lo han escogido como su hábitat.

Por tanto, es un verdadero placer para los sentidos pasear por ellos, contemplar la magnitud del paisaje en todo su esplendor, ver la flora y fauna de forma directa en sus recorridos.  Teniendo la posibilidad de encontrarnos con los lugareños y poder tener un buen rato de conversación sobre el territorio y sus diversidades. De igual forma estos senderos son una buena oferta turística para los amantes del senderismo y de la naturaleza, ya que posibilitan todos los medios para poder estar en contacto directo con el territorio, con sus gentes y con las características naturales que lo hacen único frente a otros lugares.