CAMINO1

El consejero de Agricultura anuncia en Osuna que la reparación de los caminos afectados por las lluvias comenzarán el próximo mes

#Medio Rural 05/11/2018

El Consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha estado esta mañana en Osuna para conocer de primera mano los daños ocasionados en los diferentes caminos rurales por las intensas lluvias de las pasadas semanas. Un recorrido que ha realizado acompañado por la alcaldesa del municipio, Rosario Andújar, junto con los miembros de su equipo de gobierno, el diputado en el Congreso, Antonio Pradas y el delegado territorial de Agricultura, Segundo Benítez.

Entre los caminos visitados han estado sobre uno de los más afectados, concretamente la Vereda de Écija a Teba  donde se ha producido el hundimiento de parte de su plataforma. Allí la alcaldesa de Osuna ha manifestado que “en nuestro término municipal tenemos 200 kilómetros de caminos rurales sobre los que hemos tenido que actuar de urgencia para habilitar el acceso a las explotaciones agrícolas y ganaderas, comprobando además que todo el trabajo realizado en los últimos meses sobre los mismos se ha perdido volviéndolos intransitables.”

 En este sentido, Rosario Andújar ha indicado que “esperamos ser uno de los municipios beneficiados por los fondos que ha aprobado la Junta de Andalucía para su reparación, pues las actuaciones sobre ellos son imprescindibles para nuestras explotaciones agrícolas, más teniendo en cuenta que estamos en plena campaña de recogida de la aceituna, de ahí que estemos elaborando todos los informes técnicos que corroboran estas graves deficiencias para que se puedan resolver con esta convocatoria de ayudas y se actúe en ellos de manera inmediata.”

La alcaldesa de Osuna ha destacado que “la preocupación principal se centra en dos objetivos, por un lado, la limpieza de los cauces de los arroyos del Salado y del Peinado, que han inundado muchas explotaciones agrícolas, con su consecuente pérdida de rendimiento económico, y, por otra parte, la necesidad de invertir en obras para la construcción en los caminos afectados de plataformas de hormigón sólidas, que eviten, en períodos de lluvias, estas inundaciones en los laterales y la desaparición de las cunetas.”

Sobre los daños en estos caminos rurales y en localidades, el consejero de Agricultura ha comunicado que “son 88 municipios afectados sobre los que tenemos previsto actuar para lo cual se han aprobado 37 millones de euros por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, habiéndose declarado las actuaciones para reparar estos caminos obras de interés general de la comunidad autónoma.”

Por ello, Sánchez Haro ha pedido a todos los municipios afectados que “colaboren elaborando cuanto antes todos los informes sobre sus zonas afectadas, para, una vez evaluados todos los daños, diseñar un Plan de Reparación de Caminos Rurales que va a ser aprobado por el Consejo de Gobierno, de manera que comencemos a actuar en todos ellos de manera inmediata el próximo mes de diciembre.”

Por otro lado, el consejero de Agricultura ha trasladado su felicitación tanto a la alcaldesa de Osuna como a la SAT Santa Teresa por la aprobación provisional del proyecto de transformación de 1000 hectáreas de olivar en regadío por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir “porque es un proyecto que se anticipa al futuro de nuestra agricultura, apostando por la utilización de las aguas regeneradas de la estación depuradora de Osuna, sacando el mayor rendimiento a las mismas,  incorporando a mujeres y jóvenes en esta iniciativa, y dando con ello un paso fundamental, pues el aprovechamiento de estas aguas aporta seguridad y garantía para nuestra agricultura.”

Sobre este proyecto, la alcaldesa de Osuna ha resaltado que “se ha trabajado conjuntamente con la SAT Santa Teresa en un proyecto eficaz y riguroso y de ahí que hayan sido beneficiarios de esta adjudicación que permitirá esta transformación que será una revolución en nuestras explotaciones agrícolas, contribuyendo a la dinamización económica, a potenciar el trabajo de la mujer y la incorporación de nuevas generaciones.”

Un cambio fundamental del que también ha hablado el gerente de la SAT Santa Teresa, Diego Angulo, quien ha expresado que “la conversión de estas 1000 hectáreas de olivar en regadío va a suponer generar riqueza y un cambio de mentalidad fundamental en nuestro pueblo”, anunciando que el siguiente paso a acometer será la constitución en estos días de una comunidad de regantes, la primera que se cree en Osuna.

Para la puesta en marcha de este proyecto es necesaria la creación de un conjunto de infraestructuras que permitan el aprovechamiento de estas aguas regeneradas, a la vez que reconducir las mismas hacia las distintas explotaciones agrícolas, actuaciones sobre las que la Junta de Andalucía ya ha mostrado su compromiso de subvencionar económicamente, además de haber aprobado ya una orden con las bases reguladoras para las conexiones y filtrados de estas aguas.