Español Inglés Francés Alemán

  • 2 DSC_7311 1600x550x300
  • CLAUSTRO COLEGIATA 1600X550X300
  • cuesta rehoya 1600X550X300

Casa Consistorial. Ayuntamiento De Osuna

#Turismo

S. XVI. Muy reconstruido interiormente. Destaca el escudo de la Villa Ducal en su fachada. Abierto de lunes a viernes de 8:00 a 15:00 h. Cerrado los días festivos. Entrada gratuita.

Se construye sobre el arco de la Puerta de Teba, hacia 1533.

El blanco de los muros encalados se rompe con las dobles hileras de los orificios de los balcones: primero, una serie de arcos sustentados por dobles columnas pareadas y trasdosados por carpinterías demasiado inmediatas; luego, residuos de antiguos miradores abiertos a la Plaza, dos largos y anchos balcones corridos que, sujetas sus losas por tornapuntas metálicas, acogen los estípites rosas con cabezas talladas en los que apoyan las roscas de los huecos duplicados que se adentran en el paramento; después, un poco más abajo y construyendo la esquina de la manzana, con su contrafuerte inclinado, otra casa en la que los balcones dejan de serlo al transformarse en galerías con barandillas forjadas. Son estas últimas arquitecturas domésticas propias del XVII, edificaciones que aquí aligeran sus fachadas para jugar con las sombras y para asomarse y mostrarse a la ciudad, para contemplar y ser contemplado desde la plaza.

En los soportales del Ayuntamiento hay una versión del escudo de Osuna. Como es común en la simbología y en sus propuestas heráldicas, el escudo de Osuna se recrea en manifestarse de formas diversas. Sea cual sea su apariencia, hay dos componentes que nunca faltan: una torre y dos osos encadenados. La torre, si es que es una torre dibujada con sillares y no la expresión más escueta de una fortaleza, de un castillo o de una ciudad amurallada, suele tener tres torreones coronándola; tras ellos a veces, enhiesta en su atalaya, se asoma una mujer con el pecho desnudo; algunos han interpretado esta figura femenina como una presencia de la vieja diosa Cana; otros, proponen como única habitante de la torre a una criatura que recuerda a la enigmática esfinge alada con su mitad inquietante de doncella desnuda. Los osos son siempre simétricos y siempre con una cadena que los sujeta del cuello a la arquitectura.