Campo de Voluntariado Urso 2019

Inaugurado el Campo de Voluntariado 'Urso 2019'

#Participación Ciudadana #Bienestar Social #Juventud 15/07/2019

Osuna acoge un año más su Campo de Voluntariado “Ocio y tiempo libre para personas con diversidad funcional” que en este 2019 cumple con su 17ª edición.

Una iniciativa que cada julio pone en marcha el Ayuntamiento de Osuna en colaboración con el Instituto Andaluz de Juventud y que han hecho de este campo de voluntariado uno de los más demandados por jóvenes de toda España.

Hasta 25 jóvenes voluntarios participan en este Campo de Voluntariado “Urso 2019” procedentes de distintos puntos geográficos de Andalucía y otras Comunidades, como Galicia, Asturias, País Vasco o la Comunidad Valenciana, para vivir en los próximos 15 días una convivencia en la que estarán plagados de actividades, compartiendo la experiencia con 31 usuarios y usuarias con diversidad funcional, pertenecientes al Centro Ocupacional “Nuevo Reto”, a la Asociación MIMO y a la residencia “Hermano Francisco” perteneciente a la Asociación “Paz y Bien”.

El acto de inauguración estuvo presidido por Brígida Pachón, delegada municipal de Bienestar Social del Ayuntamiento de Osuna, quien estuvo acompañada por Ana Mª Lebrón, delegada municipal de Juventud del Ayuntamiento de Osuna, y Antonio José Redondo, subdirector del Instituto Andaluz de la Juventud. También asistieron al acto de inauguración representantes de las diferentes asociaciones, como María José Jaldón, directora del Centro de Día "Nuevo Reto", Matilde Rodríguez, directora de la Residencia "Hermano Francisco" de la Asociación "Paz y Bien" y Francisco Martínez, Presidente de MIMO. Todos ellos quisieron destacar en sus intervenciones la importancia de este campo de trabajo así como el valor solidario de los jóvenes voluntarios y la labor de los monitores que participan en él.

El campo de voluntariado de Osuna es el mejor valorado no sólo a nivel territorial, sino también a nivel nacional, según encuestas realizadas en años anteriores a los voluntarios participantes de todo el país. Así lo indicó el subdirector del Instituto Andaluz de Juventud, declarando que “el campo de voluntariado de Osuna es un campo que lleva ya 17 años, por lo cual se puede decir que es un campo que ya está muy consolidado en los campos de voluntariados de Andalucía, uno de los campos que más repercusión tiene en intervención social y, desde la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, van a seguir apostando por este campo”.

Tanto Brígida Pachón, como Ana Mª Lebrón, delegadas municipales, destacaron además la importancia que para Osuna tiene este campo, al ser uno de los mejor valorados en España, y los beneficios que aporta al colectivo de la discapacidad y a sus familiares este campo, así como los valores que transmite y la ruptura con el tópico de la apatía de los jóvenes de hoy en día. Como valoraba la delegada de Bienestar Social, “el campo de voluntariado supone una oleada de alegría, dentro de ese grupo de hombres y mujeres con diferentes capacidades que están esperando como agua de mayo que llegue este campo”. Un proyecto más que consolidado, por el que desde el Ayuntamiento de Osuna se ha apostado desde sus orígenes.

Durante estos días, los participantes del Campo de Voluntariado, tomarán parte en talleres ocupacionales de danzaterapia o natación adaptada junto a personas con discapacidad con objeto de que estas puedan mejorar sus relaciones sociales y obtengan una mayor autonomía personal. Además los voluntarios participarán de actividades divulgativas y recibirán talleres formativos sobre diversidad funcional o cocina, prepararán una gymkana denominada “Osuna sin Barreras” y realizarán un boletín / blog diario del campo de trabajo donde plasmarán todas sus impresiones.

Se trata de una experiencia que muchos de los voluntarios quieren volver a repetir, como se puede apreciar, con varios alumnos que este año participan por segundo año consecutivo, ya que, como explicó la delegada de Juventud en declaraciones “muchísimos de ellos quieren repetir porque encuentran en este campo un crecimiento personal y algo que no es posible vivir en su rutina diaria porque vienen de realidades diferentes”.

Se trata de una experiencia que muchos de los voluntarios quieren volver a repetir, como observamos en los 25 participantes de este año, de los que varios voluntarios participan por segundo año consecutivo. Quince días que serán inolvidables tanto para usuarios como para estos voluntarios y voluntarias que buscan aprender y vivir nuevas y solidarias experiencias.